Recetas de cuchara de la abuela

Recetas de cuchara de la abuela

¿A quién no le gusta la comida de la abuela? Las recetas de cuchara son, sin duda, las que más nos gustan, de esas que nos hacen sentir en casa y nos transportan a momentos felices de nuestra infancia. Hoy en día, con la vida tan acelerada que llevamos, a veces nos olvidamos de lo importante que es cocinar con amor y dedicación. Por eso, en este artículo queremos compartir contigo algunas de las mejores recetas de cuchara de nuestras abuelas.

Índice
  1. Sopa de pollo con fideos
  2. Garbanzos con espinacas y bacalao
  3. Albóndigas en salsa
    1. En conclusión...

Sopa de pollo con fideos

Esta es una receta clásica que nunca falla. Para prepararla necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 1 pollo entero
  • 1/2 kg de fideos
  • 3 zanahorias
  • 2 ramas de apio
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • Agua y sal al gusto

Primero, ponemos a cocinar el pollo en una olla grande con agua, sal, zanahorias, apio, cebolla y laurel. Dejamos que hierva a fuego medio durante aproximadamente 1 hora o hasta que la carne esté tierna. Retiramos el pollo y lo desmenuzamos. Por otro lado, cocinamos los fideos en agua con sal según las instrucciones del paquete. Una vez estén listos, los agregamos a la olla con el caldo y el pollo desmenuzado. Dejamos que todo caliente junto durante unos minutos y ya estará lista nuestra deliciosa sopa de pollo con fideos.

Garbanzos con espinacas y bacalao

Esta es una receta perfecta para los días más fríos del año. Los ingredientes que necesitaremos son:

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 500 gramos de espinacas frescas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 200 gramos de bacalao desalado
  • 2 tomates maduros
  • 1 chorrito de vino blanco
  • Aceite de oliva, agua y sal al gusto

Primero, ponemos a remojar el bacalao en agua fría durante al menos 12 horas para desalarlo. Una vez listo, lo desmenuzamos y lo reservamos. En una olla grande, sofreímos la cebolla y el ajo picados en un poco de aceite de oliva. Añadimos los tomates pelados y picados, las espinacas, el bacalao y los garbanzos cocidos. Añadimos también un poco de agua y un chorrito de vino blanco. Dejamos cocinar todo durante unos 20 minutos a fuego medio y ya tendremos listo nuestro plato de garbanzos con espinacas y bacalao.

Recetas de habas guisadas
VER

Albóndigas en salsa

Esta es una receta ideal para cuando tenemos invitados. Los ingredientes que necesitaremos son los siguientes:

  • 500 gramos de carne picada (mitad de ternera y mitad de cerdo)
  • 2 huevos
  • 1 rebanada de pan de molde
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 tomates maduros
  • 1 cucharada de harina
  • 1 vaso de caldo de carne
  • Aceite de oliva, agua y sal al gusto

En un bol, mezclamos la carne picada con los huevos y la rebanada de pan de molde previamente remojada en leche. Hacemos albóndigas del tamaño que deseemos y las doramos en una sartén con aceite de oliva. Por otro lado, en una olla grande, sofreímos la cebolla y el ajo picados en otra cucharada de aceite de oliva. Añadimos los tomates pelados y picados y dejamos que se cocinen durante unos minutos. Agregamos la cucharada de harina y la mezclamos bien. Añadimos el caldo de carne y las albóndigas ya doradas a la olla. Dejamos cocinar todo durante unos 20 minutos a fuego medio y ya tendremos listas nuestras deliciosas albóndigas en salsa.

En conclusión...

Como puedes ver, estas recetas de cuchara son muy fáciles de preparar y están llenas de sabor. Además, son de esas recetas que se pueden hacer en grandes cantidades y guardar para disfrutar durante varios días. Así que no esperes más y pon manos a la obra en la cocina, ¡seguro que tu familia y amigos te lo agradecerán!

Si quieres conocer recetas parecidas a Recetas de cuchara de la abuela puedes visitar la categoría Legumbres.

Andrea Fernández

Andrea Fernández

Soy Andrea Fernández y la cocina es mi gran pasión en la vida. Desde pequeña, siempre he sentido una gran curiosidad por la comida y me encantaba experimentar con diferentes sabores y técnicas. Así que, cuando llegó el momento de elegir una carrera, no lo dudé y estudié gastronomía. He tenido la suerte de trabajar en algunos de los mejores restaurantes y hoteles del mundo, lo que me ha permitido perfeccionar mi técnica y desarrollar mi propia filosofía culinaria. Ahora, como autora del blog recetas caseras y sencillas, tengo la oportunidad de compartir mis conocimientos y experiencia en la cocina con mis seguidores.

/* */ Subir