Salsa holandesa receta fácil

Salsa holandesa receta facil

La salsa holandesa es una salsa cremosa y suave, hecha con yemas de huevo, mantequilla, limón y especias que la convierten en el complemento perfecto para muchos platos. Esta salsa es originaria de Francia aunque su nombre se debe a que se popularizó en el siglo XIX en Holanda, cuando se difundió ampliamente por todo el país.

Índice
  1. Ingredientes
  2. Preparación
    1. Paso 1:
    2. Paso 2:
    3. Paso 3:
    4. Paso 4:
    5. Paso 5:
  3. Consejos y variaciones

Ingredientes

  • 3 yemas de huevo
  • 1 taza de mantequilla sin sal
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Jugo de medio limón
  • Pimienta negra molida al gusto

Preparación

Para preparar la salsa holandesa, sigue estos sencillos pasos:

Paso 1:

Derrite la mantequilla en un tazón a fuego medio-alto en el microondas o en una cacerola o sartén pequeña en la estufa. Es importante que la mantequilla esté completamente derretida y caliente.

Paso 2:

En otro tazón, bate las yemas de huevo con una batidora eléctrica hasta que estén ligeramente espumosas, aproximadamente 30 segundos.

Paso 3:

Añade la sal y continúa batiendo hasta que las yemas cambien de color y se aclaren, aproximadamente otros 30 segundos.

Paso 4:

Lentamente, mientras sigues batiendo las yemas con la batidora eléctrica, agrega la mantequilla caliente en un hilo constante, asegurándote de que la mezcla no esté demasiado caliente y de que las yemas no se cocinen. Continúa batiendo hasta que la salsa se mezcle bien y se espese, alrededor de 1-2 minutos.

Paso 5:

Añade el jugo de limón y la pimienta negra molida al gusto. Bate durante otros 30 segundos para que se mezclen bien. Si lo deseas, puedes añadir una cucharada de agua caliente para conseguir una consistencia más suave.

App recetas fáciles
VER

Consejos y variaciones

  • La salsa holandesa es una excelente opción para acompañar huevos benedictinos, salmón ahumado, verduras asadas, pollo asado y patatas fritas.
  • Si la salsa se corta durante la preparación, añade unas gotas de agua caliente y bate vigorosamente para arreglarla.
  • Prueba esta variación de la salsa holandesa añadiendo una pizca de cayena o de pimentón para darle un toque picante y diferente.

En conclusión, la salsa holandesa es una deliciosa salsa francesa que es fácil de hacer en casa con ingredientes simples. Ya sea que la disfrutes con tus brunch favoritos o para darle un toque especial a tus cenas, esta salsa es una verdadera delicia y seguro que será un éxito en cualquier mesa.

Si quieres conocer recetas parecidas a Salsa holandesa receta fácil puedes visitar la categoría Recetas Rápidas y Sencillas.

Andrea Fernández

Andrea Fernández

Soy Andrea Fernández y la cocina es mi gran pasión en la vida. Desde pequeña, siempre he sentido una gran curiosidad por la comida y me encantaba experimentar con diferentes sabores y técnicas. Así que, cuando llegó el momento de elegir una carrera, no lo dudé y estudié gastronomía. He tenido la suerte de trabajar en algunos de los mejores restaurantes y hoteles del mundo, lo que me ha permitido perfeccionar mi técnica y desarrollar mi propia filosofía culinaria. Ahora, como autora del blog recetas caseras y sencillas, tengo la oportunidad de compartir mis conocimientos y experiencia en la cocina con mis seguidores.

/* */ Subir